sábado, 17 de mayo de 2014

Diario : '' ¡Sangre! ¡ Para el Señor de la Sangre ! ''

 ++ Fragata Imperial ++ ''El Herrero Errante ''


Tras una dura temporada de planeta en planeta, exterminando a la escoria del caos. Nos encontramos sin suministros de sangre para las transfusiones, otra vez.
El comandante de la fragata, tras un bonito paseo al escusado durante días. A accedido a las peticiones de nuestro medico jefe de la compañía, y  nos ha dispuesto un transporte para trasladarnos al planeta del sitema habitado mas cercano, Hitoyra Melahupo.
Y adivinar a que pringado le tocaba ir con su compañía a recolectar sangre , ¡Adivinar !

Una vez en llegamos a la colmena principal, admiramos el panorama que nos rodea y el tamaño de la mole que nos transporta.


Nos encontramos con una comitiva de unos 500 .... No sabría definirlo... Si los definiera por como los describen en las películas de archivo, ¿los podríamos llamar? ¿''Hobbits''?
El gobernador, se nos presento en primer lugar. Vaya, un lugareño alto, le saca la cabeza a sus compadres, pero nos llega a la altura del ombligo, que se le va ha hacer, a este se le ve que no tiene porque chuparla.
Sigamos. Nos recolocan y acompañan a las imprentas y salas holográficas de la colmena.
Como nuestra misión es recolecta de sangre.
Se ponen a debatir los médicos del regimiento, junto a la cúpula de mando de la colmena, que lemas serian los mejores, sin tener que ''obligar'' a la población a que done su sangre.
Tras varias horas de dirigencias.
Por fin eligen un lema para la campaña de recogida, propuesta por el mismo gobernador.

'' ¡Sangre! ¡ Para el Señor de la Sangre ! ''

Me da a mi, que este... no va a durar mucho...



Al amanecer procedemos a desplegarnos según el código de contingencias comunes, con posibilidad de tropas enemigas ocultas en las cercanías.
La colmena no es muy extensa comparadas con otras en las que hemos luchado. Pero si que constan de unas instalaciones eléctricas, separadas del resto de la colmena, demasiado bien fortificadas en comparación.

Con autorización de campo del comandante de la compañía, me despliego con mi pelotón en transportes chimeras hacia la planta eléctrica para su inspección.
A medio camino de las instalaciones, empieza a caer una lluvia matinal .
El repliqué sobre el blindaje empieza a ser mas fuerte.
Avanzamos por una vía secundaria, desoyendo los consejos de las autoridades locales. El panorama es tranquilo. Muy raro en comparaciones a los informes locales ...
Los aupex empiezan a pitar.
Una cuerpo se mueve entre la lluvia.


Un astropata. ¡¡ El  puto astropata de nuestra nave de desembarco !!
Como podía ser.
Lo había visto llegar al puente de mando antes de salir de la fragata. E internarse en su cúpula.
¿Como habría llegado ahí?
Teníamos tropas... muchas tropas protegiéndolo... protegiendo a la nave...
Nos paramos y le recogemos con cierto retintín, los psíquicos nos dan cierto respeto.
El aire en su entorno es frio.
De un calor casi sofocante, pasamos a tener frio.
No esta mojado, como si un campo invisible repeliese la lluvia que cae a su alrededor.
No habla. No abre los ojos. Asiente cuando le preguntamos. No deja de sostener un bastón entre las manos.
De hierro , sin filigranas, solo un sello imperial, liso.
Le introducimos en el transporte. Aun con protestas de los conductores.
Se sienta.
El frio se empieza a agudizar en el transporte.
Un hedor rodea al psíquico. A muerte huele.
Un olor que es difícil olvidar.
Un olor que revuelve las tripas.
Ese olor que te recuerda el porque de esta cruzada.
Olor a podredumbre. A cuerpos mutilados y descompuestos.
Ese era el olor.
Y sin embargo. Una paz nos embriagaba. No teníamos nauseas.
Su voz tranquila , embriago nuestros recuerdos, no teníamos nada que hacer.
Empezó a susurrar, con la voz inocente de un niño.
 -Ya vienen, ellos los mataron. Pero a nosotros no podrán.
Te conocen.
Te temen.
Te quieren.
Te buscan.
Te desean.
Adoras matar ,teniente , lo adoras, sobre todo quemarlos , mutilarlos.
Por eso te quieren vivo. Con tus hombres eres eterno. Por eso hicieron que llegáramos a este planeta. Ellos te querían.
Ellos te quieren.
Os quieren.
Ya vienen...
Y sin embargo, yo les escuche, yo les entendí, yo los descubrí, pero el precio fue alto.
Ellos me obligaron.
No somos mas que instrumentos.
Hemos de irnos ya.  A las afueras . Al viejo aeródromo. Ya llame a una nave. Llegarán. pero hemos de irnos ya. 
Les eres importante.
Te desean.
Te buscan.
- ¿Quienes me buscan? ¿A quienes mataron? ¿Que fue de la nave en la que llegamos?
- A ti. A ti y a tus kamikazes.
Mataron a los siervos del único, y verdadero Emperador. La disformidad los devoro y el caos los reclamo.
Vámonos.
O el esfuerzo habrá sido en vano. Y sus vidas una perdida sin sentido. Protejamos la Fe.
-Ok. Ya habéis oído al astropata. Ir a donde nos indica. Y que el emperador nos proteja. Pe...
-El planeta no esta perdido. Si es lo que te preocupa.
Ya vienen.
Ya vienen, yo los llame.
Ya vienen.
Ellos no vivirán.
Nuestros hermanos estarán felices.
Ellos ya vienen.
No miremos atrás.
Ellos nos matarían si los vemos.
No existen.
Pero vienen.
Se fuerte teniente. Ellos te bendecirán algún día.
Ya vienen.
Ellos los purgaran.
Ya vienen.
No miréis atrás.
Ya vienen.
Ya están aquí.

Lt.Segismundo

4 comentarios:

  1. Jodó, qué misterioso.

    No existen
    Pero vienen

    Que sepas que se ha purgado a gente por menos, a Segismundo le espera una corta vida como huésped demoníaco ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja

      Bueno.. a este un inquisidor, le ha echado el ojo... Es lo único que puedo adelantar ''extraoficialmente''.
      =)

      Eliminar
  2. Gran lectura Paco, intrigado estoy, y con ganas de más! Keep it up!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no, esperes segunda parte de este jajajajaja

      Eliminar